Consejos para ahorrar en la factura del agua

¿Quieres ahorrar en la factura del agua? Normalmente, cuando pensamos en cómo ahorrar en los diferentes recibos del hogar, solemos pensar inmediatamente en la factura de la luz o del teléfono. Para el primer caso también hay varios consejos prácticos que te pueden ayudar, mientras que para el segundo la solución parece pasar por comprobar diferentes tarifas de distintas empresas y ver cuál se adapta mejor a tus necesidades y consumos, por el menor precio.

Sin embargo, cuando pensamos en la factura del agua, solemos creer que no podemos hacer gran cosa para conseguir reducirla. Y en cierto modo es cierto. Si te fijas bien en los conceptos de la misma, probablemente verás que casi todos son derivados de impuestos, depuradoras, sobrecargos, cuotas… Y que lo que es consumo real es bastante bajo.

Pero, por bajo que sea, ahora multiplica esto por los doce meses del año. ¿Podrías ahorrar una cantidad relativamente interesante al final del año? Entonces merece la pena que pongas en marcha estos trucos y consejos para ahorrar en la factura del agua.

Todo ahorro siempre es bienvenido, tanto si vas ajustado de dinero a fin de mes como si el factor económico no entra en tus preocupaciones, es importante que tomes conciencia de lo que te cuesta ganarlo y que si puedes invertirlo en algo que disfrutes más que pagar facturas, será un dinero bien ganado y bien gastado.

Otros artículos de interés: Trucos para mantener tu casa fresca en verano

Ducha o baño:

como retrasar la regla

Esta suele ser la primera cuestión que nos planteamos cuando queremos ahorrar en la factura del agua. Y lo cierto es que sí que se puede llegar a notar. Evidentemente, si te gusta darte un baño los domingos por la tarde no vamos a decidir que te prives de ese capricho, porque por una vez a la semana no va a marcar la diferencia.

Pero si, por poner un ejemplo, sois cuatro en casa y los cuatro os bañáis a diario en lugar de daros una ducha rápida, en este caso sí que se puede disparar el consumo de agua en la factura mensual.

Si esta suele ser vuestra rutina, cambiadla por una ducha. Además de perder menos tiempo veréis que también ahorráis bastante consumo de agua, lo que es bueno no solo para tu bolsillo, también para los recursos del medio ambiente.

¿Cada cuánto pones los electrodomésticos que utilizan agua?

Lavadora, lavavajillas… ¿Abusas mucho de ellos? ¿Los pones aunque no estén al máximo de su capacidad? Es importante que te conciencies más sobre esto.

Este tipo de electrodomésticos son realmente prácticos y no te vamos a decir que no los utilices para ahorrar agua, ya que en ese caso estarías perdiendo calidad de vida y no es el propósito. Pero sí que te vamos a pedir que te conciencies acerca de cómo los utilizas.

Fíjate bien en si estás optimizando su carga, si todavía te sobra espacio y podrías reducir alguna de las puestas. En ocasiones, los ponemos a diario por pura inercia y en realidad podrían aguantar un par de días. No solo ahorrarás agua, también ahorrarás tiempo, un recurso que sí que es preciado y que, convéncete, no volverá.

Quizás al principio te cueste un poco cambiar de hábitos, pero verás cómo pronto te costará hacer otra cosa que no sea optimizar bien tu relación con los electrodomésticos. Esto no solo aplica a lavavajillas y a lavadora, también a cualquier otro que no estés utilizando correctamente y que, ya puestos, te permita ahorrar también luz.

Si tienes jardín, cuida tus consumos:

Ejercicios para quemar grasa abdominal

La factura del agua se te disparará si tienes jardín. Regalarlo y especialmente llenar la piscina, si la tienes, te llevará mucha agua. Es cierto que una casa con jardín es otro nivel y que lo que la puedes disfrutar en verano te da unas alegrías que no te da un piso, pero también es verdad que la factura del agua te puede dar un disgusto si no haces un mantenimiento correcto.

En este sentido, acude a un especialista que te ayude a poner algún controlador de consumos en tu jardín. Si es muy grande, gastarás menos agua utilizando aspersores inteligentes que regando con mangueras. Si tienes piscina, una buena depuradora te ayudará a reutilizar continuamente el agua con el que la has llenado y no tener que vaciarla y llenarla cada pocos días. El volumen de agua que contiene una piscina es exageradamente grande y tanto para tu bolsillo como para el medio ambiente sería un sacrilegio no reaprovechar la que ya tienes.

Disfruta de tu jardín con conciencia y apuesta por soluciones para ahorrar de manera inteligente.

Conciencia al resto de la familia:

Cuando damos consejos acerca de cómo ahorrar en determinadas facturas o cómo hacer las tareas de la casa de un modo más efectivo, siempre hacemos especial incidencia en este punto. Si vives acompañado, ya sea por compañeros de piso, amigos, familia, pareja, hijos… es muy importante que ellos también tomen la misma conciencia que tú.

De nada sirve que tú te esfuerces en mantener tu casa ordenada si ellos van detrás desordenando; tampoco que tú trates de ahorrar agua si luego ellos no ponen en práctica estos consumos.

Por ello, siéntate a hablar con ellos y explícales en qué consiste la nueva rutina que vais a llevar. Si ves que les cuesta al principio, tendrás que estar más vigilante de sus movimientos y ver cómo lo hacen, tratar de corregirles (sin entrar en las regañinas) y buscar entre todos los mejor solución para hacerlo bien.

Podéis escribir qué iniciativas va a tomar cada uno para conseguir ahorrar en la factura del agua y aplicarlo al papel que tiene en la casa. Por ejemplo, si es tu marido quien se encarga de poner el lavavajillas, lo relacionado con él deberá encargarse él mismo; si tu mujer se encarga del jardín, será ella quien deba tener en cuenta los consejos dados anteriormente, etc.

Cuidado con el uso de los electrodomésticos:

limpieza del hogar y de la casaSi no vives solo, siéntate con el resto de miembros y haz que todos cumplan con su rutina

Por último, recuerda que utilizar de manera inteligente los electrodomésticos no consiste solo en cerrar los grifos o ponerlos menos veces de las habituales. También los modos y programas que utilicemos nos ayudarán a ahorrar agua, luz y otros consumos de las facturas del hogar.

Por ejemplo, la temperatura a la que pongamos la lavadora y el lavavajillas influirán, también es posible que tu modelo concreto tenga un modo ecológico o modo ahorro, etc. ¿Cómo podemos usarlo de la mejor manera posible? Lee el manual (sabemos que no te gusta, pero es importante), y si no encuentras la información que deseas, llama al fabricante, escríbele un correo electrónico o contacta con él por redes sociales para que te asesore acerca de cómo utilizar mejor sus productos y de este modo ahorrar en la factura del agua y en otros consumos derivados, además de poner tu pequeño granito de arena para que este mundo sea mejor, más sostenible y que esté mejor cuidado.

Y tú, ¿cómo haces para ahorrar en la factura del agua? ¿Qué trucos o consejos sigues? Compártelos con la comunidad y ayudémosnos entre todos.

Sigue leyendo: Cómo ahorrar en otras facturas

Source

Consejos para ahorrar en tu factura de luz


sostenibilidad

Vigilar el consumo eficiente y el uso de las bombillas LED te permitirán ahorrar en tus facturas de luz.

Si hay algo más rápido que la luz, es la velocidad a la que sube su precio. Un mes sí y otro también, recibes la factura de tu consumo eléctrico y el importe, sea invierno o verano, rara vez desciende. Esto hace que pulsar el interruptor te pueda salir realmente caro y, hasta el momento, desconoces una forma efectiva de ahorrar en los recibos de la compañía eléctrica. Además, toda esta electricidad puede no provenir de energías alternativas y limpias, lo que repercutiría negativamente sobre el medio ambiente, generando la emisión de gases de efecto invernadero, que son los responsables del calentamiento global y su perjudicial efecto sobre la vida en la Tierra: el cambio climático. 

¿No encuentras una solución contra este desastre para tu bolsillo y todo el ecosistema? No desesperes, porque en este artículo recogemos una lista de consejos útiles para que puedas ahorrar en tu factura de la luz, entre los que destaca, por ejemplo, el uso en tu domicilio de bombillas LED. ¿Te animas a saber más sobre ellos, y en concreto, sobre esta tecnología LED que te permitirá dejar a un lado las viejas bombillas incandescentes? Entonces, sigue leyendo.

Consejos para obtener ahorro en tu factura de la luz

  • Compara las diferentes opciones que te ofrece el mercado y elige siempre la tarifa eléctrica que mejor se adapte a tus necesidades energéticas. Ten en cuenta, si por ejemplo dispones de calefacción eléctrica en casa, la posibilidad de escoger una tarifa que filtre tu consumo de electricidad por horas, de manera que goces de unos tramos del día o de la noche en los que la energía que utilices te salga a un precio más barato.
  • Asimismo, chequea la potencia eléctrica que tienes contratada en tu vivienda y asegúrate de que es la idónea para tus hábitos de consumo. No resulta recomendable pagar por energía que no vas a gastar ni que te falte potencia eléctrica en los momentos que la necesites.
  • Junto a la calefacción, los electrodomésticos son los aparatos que mayor volumen de electricidad consumen en cualquier hogar. Lavavajillas, neveras, lavadoras, hornos eléctricos, secadoras… Todos ellos sobrecargan tu factura de la luz. Así pues, recuerda llevar a cabo una utilización limitada y sostenible de los electrodomésticos y, cuando compres uno nuevo o sustituyas aquellos más antiguos, adquiere modelos de alta eficiencia energética (con etiqueta ‘A+++’ y ‘A++’). Aunque estos puedan tener un precio de venta algo superior, consumen mucha menos electricidad y en muy poco tiempo lo que parecía un gasto terminará convirtiéndose en un gran ahorro económico.
  • Combate el ‘consumo fantasma’, que es aquel que se produce cuando los electrodomésticos quedan en estado de ‘stand by’; es decir, no están plenamente operativos pero tampoco se encuentran apagados por completo. A este respecto, desconecta de la red cualquier aparato eléctrico cuando no le vayas a dar uso (cargadores de teléfonos móviles, ordenadores, televisores, etc.), sobre todo si piensas pasar unos días fuera de casa.
  • Olvídate de las antiguas y nada eficientes bombillas incandescentes, así como de los tubos halógenos, y cámbiate a la iluminación LED: es más barata, menos contaminante y de mejor calidad para tus ojos. 

ahorro factura luz

¿En qué consiste la iluminación LED?

El término LED procede del inglés y puede traducirse como ‘diodo emisor de luz’. Un LED, por tanto, se trata de un diodo semiconductor sólido que posee la propiedad de generar luz de forma eficiente. ¿Y cómo lo hace? Si aplicas tensión eléctrica a los terminales de un LED, la recombinación de sus electrones libera energía que se transforma en luz.

Más allá de la tecnología que hace posible su funcionamiento, el éxito de la iluminación a través de bombillas LED se debe a los numerosos beneficios que aporta a sus usuarios. Y es que las bombillas LED no emiten calor, su luz es nítida y brillante, son ecológicas (pueden reciclarse), tienen fácil instalación y apenas necesitan mantenimiento, porque duran muchísimo más que las bombillas tradicionales incandescentes. A modo de resumen de sus múltiples ventajas, la iluminación LED resulta menos dañina para la naturaleza al tiempo que ofrece una luz de calidad superior y duradera en el tiempo.

Asimismo, otro de los avances de las bombillas LED pivota en torno a las posibilidades decorativas y de personalización de este tipo de fuente lumínica. De manera manual o con mando a distancia, hay bombillas LED a las que el usuario puede modificar su grado de intensidad o el color de la luz que proyectan. A raíz de esta característica, el abanico de luces con tecnología LED resulta amplísimo.

¿Cuáles son los tipos de bombillas LED que existen?

Hoy en día, es casi infinita la variedad de bombillas LED que hay dentro del mercado. A la hora de escoger entre distintos tipos y modelos, debes revisar varios parámetros. Uno de los aspectos principales es el uso que darás a la bombilla LED, incluyendo el tiempo que permanecerá encendida y una estimación de cuántas veces al día la encenderás y apagarás. No se trata de otra cosa que calcular de manera aproximada a qué exigencias estará sometida la bombilla. 

Otro criterio en el momento de elegir una entre las muchas bombillas LED disponibles pasa por determinar el consumo y la potencia que esperas obtener de tu nueva fuente lumínica, así como la estancia de la casa en la que se hallará ubicada. No hace falta la misma cantidad de luz para ver la televisión que para leer. La potencia se mide en vatios y, habitualmente, potencias más elevadas implican un mayor gasto. Por último, ya se apuntaba con anterioridad, ciertos modelos de bombillas LED permiten al usuario calibrar el tono de luz, su color e intensidad. 

Ventajas de la iluminación LED

  • Mayor vida útil: a diferencia de las bombillas incandescentes, las luces LED disfrutan de un período de vida útil considerablemente superior.
  • Gran eficiencia energética: las bombillas LED son más eficientes (se ha calculado que consumen un 80% menos de energía que las incandescentes), por lo que cuentan con una mayor capacidad de convertir la electricidad en luz.
  • Iluminación que no genera calor: al contrario que las luces halógenas y las bombillas incandescentes, la iluminación LED es fría y no produce calor. Esto también supone una ventaja, porque evita posibles quemaduras y accidentes derivados de tocar la bombilla.
  • Luz rápida: al pulsar sobre el interruptor, las bombillas LED se encienden al instante; otra ventaja frente a los tubos fluorescentes halógenos.
  • Contribuye a cuidar del planeta: las bombillas LED son menos perjudiciales para el medio ambiente debido a que no llevan mercurio en su composición. Además, al gozar de una larga vida útil, no es preciso cambiarlas con tanta frecuencia como las incandescentes y así se generan menos residuos y toneladas de gases de efecto invernadero. También relativo a este punto, los componentes de las bombillas LED permiten su reutilización mediante técnicas de reciclaje.

Ahorra en tu factura de la luz con la ayuda de BBVA Bconomy

Desde BBVA te ayudamos a controlar este consumo energético con la herramienta BBVA Bconomy, la cual permite a los clientes del banco acceder a una comparativa de sus gastos variables con los de personas de perfil similar. Así pueden conocer en qué han estado gastando más que su entorno y adoptar decisiones de ahorro. Más información a través de la app de BBVA o en bbva.es.

Source

Cómo ahorrar en la factura de la luz: Periodos tarifarios

El ciclo diario y los Periodos Tarifarios

 

Quizás te hayas embarcado en la difícil tarea de intentar entender tu factura de la luz y tras sumergirte en conceptos tan complejos como potencias, discriminaciones horarias, tarifas de acceso a la red, intensidades, Kilowatios, puntas, llanos… hayas acabado con un buen lío y pensando: “Da igual, me van a cobrar lo que les dé la gana… “

Juan Prieto¡No desesperes, nos ha pasado a todos! En AEQ peleamos por ser “justos, equitativos, claros y transparentes” y en este post vamos a intentar arrojar un poquito de luz (¡De origen renovable, claro!) al concepto de periodos tarifarios.

Habrás oído hablar de la “tarifa nocturna” o del “precio fin de semana” y te habrás preguntado: ¿Por qué la luz tiene un precio distinto dependiendo de la hora del día? ¿O del día de la semana? ¿Puedo beneficiarme de ahorros en mi factura de la luz ajustando mis hábitos de consumo?

Pues bien, el precio de la luz varía a lo largo del día porque la demanda nacional de electricidad no es constante las 24 horas y sí, se pueden obtener ahorros importantes en la factura de luz simplemente controlando las horas en las que efectuamos nuestro consumo.

La demanda de electricidad no es constante pero sí que sigue un patrón si comparamos un día con otro, es decir, sigue un determinado ciclo diario. Me explico:

Imaginad que en vez de electricidad estuviéramos hablando de nuestra propia rutina diaria. Si un extraterrestre nos estuviera observando vería que nos despertamos, desayunamos, vamos de un sitio o a otro durante toda la mañana, después paramos para comer y seguimos realizando actividades hasta que llega la noche y descansamos. Posiblemente, si únicamente tuviera un día como referencia, no podría encontrar ningún sentido a nuestros movimientos. En cambio, si nos observase durante los días suficientes vería que más o menos todos los días realizamos acciones similares.

Eso es precisamente lo que ocurre con la demanda de energía eléctrica a nivel nacional (de hecho, está íntimamente ligada a nuestra actividad diaria como sociedad).

Ahorrar luz por horas

 

De una manera muy simplificada podríamos decir que a primeras horas de la mañana, cuando arrancan los “motores” de la gran industria (que se caracteriza por ser muy intensiva en el uso de energía y que por tanto “tira” mucho de la Red Eléctrica) la demanda de electricidad comienza a subir (suele ocurrir entre las 05:00h y las 06:00h de la madrugada), acto seguido (a eso de las 07:00h a.m.) comienzan a abrir las oficinas, los bares con sus máquinas de café a todo fulgor, gimnasios, peluquerías… de tal manera que la demanda eléctrica en su conjunto va creciendo hasta alcanzar el punto máximo (normalmente en torno a la 13:00 de la tarde). A partir de este momento la demanda se estabiliza y no sufre variaciones hasta las 19:00h de la tarde cuando normalmente incrementa la demanda doméstica lo que provoca un nuevo repunte hasta volver a tocar las cuotas máximas. Es a partir de las 21:00h cuando cesamos nuestra actividad y la demanda de energía comienza a descender hasta el día siguiente cuándo vuelve a comenzar el ciclo.

Todo este proceso podemos observarlo gráficamente, estos son los datos de la demanda de electricidad por intervalos de los últimos días de octubre:

Demanda eléctrica por intervalos octubre

 Fuente: https://demanda.ree.es/comparativa_curvas.html

 Como podemos observar en el gráfico, el ciclo diario de demanda realiza ondas muy similares, el fin de semana la demanda conjunta de electricidad disminuye. (Esto es lógico, mucha industria no tiene actividad durante el fin de semana).

En el detalle de un día específico podemos ver los cambios en función de la hora:

ciclo diario demanda eléctrica

 Fuente: Red Eléctrica

Quizás en este punto con mucha razón os estéis preguntando: «Pero… ¿Qué tiene que ver la actividad que llevamos diariamente en invierno o en verano, periodo en el que incluso muchas empresas trabajan a jornada continua?»

Y es que efectivamente el ciclo diario de demanda varía en función de la estación en la que nos encontremos (e incluso en si el día es festivo o laborable) lo que complica un poco más el asunto.

En términos generales y a efectos de los periodos tarifarios podemos decir que existen dos estaciones: invierno y verano, y que la transición de un sistema a otro se produce el mismo día que cambiamos la hora. La distribución de los periodos tarifarios también depende del tipo de tarifa de acceso a la red que tengamos en nuestro suministro, esto lo explica muy bien Manuel Fernández en su post   “Estructura Tarifaria”. Además, la duración de cada periodo también está regulada, puedes consultar el BOE si necesitas más información.

Para los suministros monofásicos (tarifas 2.0DHA y 2.1DHA), la distribución es la siguiente:

 

Discriminación horaria

 

Para los suministros trifásicos (tarifas 3.0A, 3.1A y la modalidad 6 periodos), la distribución es la siguiente:

periodos tarifarios 3.0							periodos tarifarios 3.1periodos tarifarios 6.x

Esperamos haber podido aclarar algunas dudas sobre los periodos tarifarios y sobre cómo afecta el ciclo diario dtarifa dhse demanda al precio de nuestra tarifa eléctrica. Si aún no te estás beneficiando de la discriminación horaria y del ahorro que se puede obtener al cambiar a este tipo de tarificación o si necesitas cualquier aclaración adicional puedes ponerte en contacto con cualquiera de nuestros asesores energéticos.

 

 

Source

5 consejos para reducir gastos en la factura de teléfono

Índice

5 consejos para reducir gastos en la factura de teléfono - Diario de Emprendedores¿Cómo puedo ahorrar dinero todos los meses y reducir gastos en la factura de teléfono?

Esta pregunta se la hacen miles de españoles desde el comienzo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19.

Y es que la pandemia no solo ha traído consigo graves consecuencias para la salud de los seres humanos, sino también para la economía tanto a nivel nacional como internacional.

Ante esta situación, resulta de vital importancia ser optimista, luchar por seguir adelante y poner en práctica trucos y consejos que permitan ahorrar dinero y disminuir al máximo el consumo mensual.

Es por ello que a través de este post compartiremos contigo un total de cinco consejos que te ayudarán a reducir gastos en la factura de teléfono y que podrás aplicar tanto a tu móvil personal como al de tu negocio.

Elegir la tarifa idónea para ti y aprovechar la conexión Wi-Fi son algunos de los aspectos que deberás tener en cuenta si te has propuesto ahorrar dinero.

Una tarifa acorde a tu manera de vivir

En la actualidad, las compañías telefónicas disponen de un amplísimo catálogo de servicios y tarifas que se adaptan a la perfección a las necesidades y preferencias de cada usuario.

Si, por ejemplo, solo utilizas el móvil para hacer llamadas y lo empleas para navegar por la red en contadas ocasiones, quizás no sea necesario que pagues más por una tarifa que incluya varios gigas de conexión a internet.

En este sentido, vemos que algunas compañías como Yoigo disponen de tarifas móviles que incluyen llamadas ilimitadas y unos pocos gigas de datos al mes por una reducida cuota mensual.

Ten muy en cuenta las características y condiciones de cada tarifa y analiza con detenimiento tu situación personal y laboral para poder elegir un plan que se adapte a tu forma de vivir y te ayude a reducir gastos al mismo tiempo.

Revisa la factura

Este consejo parece obvio, pero son pocas las personas que dedican unos minutos a revisar punto por punto la factura de teléfono.

Esta acción te quitará poco tiempo pero te aportará grandes beneficios, ya que te ayudará a saber en qué se está yendo el dinero y a descubrir si se debe a un elevado establecimiento de llamada, a la conexión a internet o al tipo de tarifa que has contratado, por ejemplo.

Una vez detectado el problema, ya estarás en disposición de solucionarlo tomando las medidas necesarias para reducir gastos en la factura de teléfono.

¿A quién estás llamando?

En la actualidad, las tarifas de llamadas ilimitadas incluyen llamadas telefónicas sin coste a otros móviles, fijos e, incluso, a números internacionales.

Sin embargo, no debes olvidarte de leer la letra pequeña, ya que existen números que rara vez forman parte de ese listado gratuito.

Encontramos un ejemplo de ello en los teléfonos que comienzan por 803, 806, 807, 901, 902 o 905.

Hacer una llamada a un número que empiece por cualquiera de esas tres cifras aumentará de manera considerable el importe de tu factura telefónica, así que evítalas en la medida de lo posible.

5 consejos para reducir gastos en la factura de teléfono - Diario de Emprendedores

Aprovecha las ventajas de la conexión Wi-Fi

Aunque el hecho de no poder salir impide que consumamos datos, cabe la posibilidad de que estés utilizando una conexión 3G o 4G en tu lugar de trabajo.

En ese caso, lo mejor será que aproveches la Wi-Fi siempre que sea posible y que, de no ser así, evites navegar por internet.

No olvides que, si excedes tu tarifa de datos, consumirás una mayor cantidad de megas de lo debido y eso se podrá traducir en un incremento de la factura móvil mensual.

Ten cuidado con los vídeos

Desde que el estado de alarma dio comienzo, recibir vídeos a diario en las aplicaciones de mensajería instantánea se ha convertido en algo muy habitual.

Y, aunque enviar clips a amigos y familiares puede ser divertido y entretenido, lo mejor será que lleves a cabo esta acción solo cuando dispongas de conexión Wi-Fi, ya que compartir vídeos e imágenes es una de las actividades que mayor cantidad de datos consume.

Si te preguntas cómo reducir gastos en la factura de teléfono, ten en cuenta los consejos que acabamos de enumerar y podrás ahorrar dinero todos los meses.

No olvides que en el Diario de Emprendedores también encontrarás trucos y consejos para ahorrar energía.

ahorrar factura movil reducir gastos telefono movil

Source

Trucos para ahorrar dinero en la factura con el aire acondicionado

En el verano, uno de nuestros principales aliados en casa para combatir el calor es el aire acondicionado. Siempre da placer asomarse por la ventana y ver el calor que hay en la calle y los fresquitos que estamos nosotros.

No obstante, el aire acondicionado tiene una serie de «peros» que hay que valorar. Uno de ellos es los posibles resfriados que puede causar por el cambio de temperatura brusco que sufre nuestro cuerpo que viene «calentito» del exterior y al que, agobiados como estamos por el calor, le sometemos a un frío intenso para hacer descender la temperatura cuanto antes.

Los mejores aires acondicionados portátiles y silenciosos

EC

El silencio y una buena temperatura corporal es ideal para alcanzar el bienestar en casa. Descubre qué aparatos de aire acondicionado son los más valorados por los usuarios

Otra amenaza del aire acondicionado está en la posibilidad de que pueda ayudar al contagio del coronavirus. Aunque todavía hay falta de información al respecto, varias sociedades médicas y federaciones del sector aluden a falta de evidencias científicas sobre la posibilidad de que los climatizadores faciliten la propagación del Covid-19.

25 o 26 grados. Lo importante, no obstante, es que dejes la temperatura constante en el aparato

Finalmente, el uso del aire acondicionado supone un importante gasto en la factura de la electricidad. Tener el aire acondicionado encendido durante una hora cuesta aproximadamente 0,19 euros, por lo que tú mismo puedes calcular lo que te puede costar ponerlo durante el día.

Para paliar esto, te damos una serie de consejos que te ayudarán a un uso más responsable de este climatizador y que te ahorrarán unos valiosos euros cuando llegue el cobro de tu compañía eléctrica.

Trucos para ahorrar en el aire acondicionado

Pon la temperatura adecuada. Sí, vienes asado de calor del exterior, pero lo ideal es que fijes la temperatura de tu aire acondicionado en 26 grados, como se recomienda en la Guía de la Energía de IDEA, o en 25 grados, como recomienda el Ministerio de Industria, pero dejarlo siempre constante. Ponerlo a una temperatura más baja no enfriará la casa antes y el consumo se disparará.

Maximizar su funcionamiento. Hay pequeñas prácticas que harán que aproveches más el poder enfriador del aire acondicionado. Estamos hablando de cerrar la estancia donde está puesto para evitar que el frío se escape o apagarlo 15 minutos antes de, por ejemplo, salir de casa.

Un aparato de aire acondicionado (iStock9

Un aparato de aire acondicionado (iStock9Un aparato de aire acondicionado (iStock9

Apuesta por un aparato de mayor eficiencia. Algunos aires acondicionados pueden consumir hasta un 60% más de energía a pesar de tener unas prestaciones similares. Según Kelisto, el ahorro anual puede alcanzar los 29 euros

Mantenimiento al día. Para mejorar la vida útil de tu dispositivo, y gastar menos energía, conviene optimizar el mantenimiento del aparato y limpiar de polvo los filtros al menos una vez al año.

El filtro del aire acondicionado que elimina las partículas nocivas de tu casa

EC Brands

Plasma Quad Plus funciona como una cortina eléctrica: recoge las moléculas contaminantes y, mediante un proceso de descarga eléctrica, las neutraliza

Toldos y ventanas suman. Un ahorro importante de energía lo puedes lograr si consigues que la habitación a climatizar permanezca en una temperatura tibia. Bajar las persianas y los toldos durante el día y subirlos por la noche puede ayudar a minimizar el gasto en aire acondicionado.

Ventiladores de techo. Una alternativa menos costosa, con un gasto energético mucho menor y suficientes para mantener un adecuado confort. Aquí, eso sí, debes ver la distribución de la casa y lo «caluroso» que seas.

Source

Cómo usar el aire acondicionado para conseguir ahorrar en la factura de la luz

El uso del aire acondicionado dispara el consumo eléctrico en los hogares cuando aprieta el calor. Más aún en un verano como éste en el que debido a la actual situación con el Covid-19 y los sucesivos brotes, conviene seguir «disfrutando» más que cualquier otro verano.

Aunque hay alternativas para mantener la casa lo más fresca posible sin necesidad de usar el aire acondicionado, (suelo refrigerante a persianas, toldos, ventiladores de techo…), muchos hogares cuentan con una instalación de aire acondicionado en casa.

Los distintos sistemas de aire acondicionado: por conductos,  un sistema que requiere de obra para su instalación que queda oculta tras los falsos techos y con salida de aire a través de  unas rejillas; por sistema multi Split, (el sistema más habitual de uso doméstico) que requiere de una unidad exterior y varias interiores para transformar el aire caliente en frío o el aire acondicionado portátil (menos habituales) pero muy útiles para zonas en las que suele hacer menos calor pero que no se libran de sufrir eventualmente los rigores de las cada vez más frecuentes olas de calor, requieren de unas normas para conseguir ahorrar en la factura de la luz, lo que además supone hacer un mejor uso de la energía.

Aire acondicionado portátil: lo que debes saber para comprar uno y 7 modelos que te salvarán la ola de calor y el verano

No se trata de bajar radicalmente su temperatura si llegas a casa con el calor metido en el cuerpo. Mejor tómate una ducha fría y espera a que tu cuerpo se adapte a la temperatura de casa.

Ok Lg 2

Ok Lg 2

Los expertos en aire acondicionado de LG nos han dado unos consejos sobre cómo usar el aire acondicionado en verano para al mismo tiempo poder ahorrar en la factura de la luz:

Si vas a instalar un nuevo sistema escoge un aire de alta eficiencia energética

Cuando buscamos ahorrar energía es muy recomendable elegir equipos de alta eficiencia energética. En el mercado existen multitud de opciones cuya etiqueta energética es A++ o A+++  y que nos van a ayudar a reducir la factura eléctrica más de un 40% con respecto a equipos convencionales. Un ahorro con el que amortizarás rápidamente su  inversión y que agradecerás cada verano.

Lg split

Lg split

Set Aire acondicionado + Purificador Split de LG  modelo 32 PURIFY09. 1×1 Inverter en el El Corte Inglés con un 18% de descuento precio antes 969 € precio ahora 789,65 €

Aire acondicionado + Purificador Split 1x1 Inverter LG con 2.150 frig/h y 2.838 kcal/h

Aire acondicionado + Purificador Split 1×1 Inverter LG con 2.150 frig/h y 2.838 kcal/h

Mantener limpios los filtros de las unidades

Todas las unidades de aire acondicionado cuentan con pre filtros o filtros cuyo objetivo es conseguir la máxima calidad en el aire que respiramos. La falta de mantenimiento de los mismos no solo afecta a este hecho sino también al equipo, aumentando su consumo energético.

Hacer uso del modo de ahorro energético

Muchos equipos cuentan con opciones de consumo escalonado con el fin de adecuarse a diferentes necesidades y situaciones. Un adecuado uso del mismo ayuda a reducir la factura eléctrica de manera notable.

Adecuar la temperatura de consigna a la recomendada por los diferentes reglamentos

En muchas ocasiones, tendemos a poner el aire acondicionado a unas temperaturas demasiado bajas que ni tan siquiera responden a los límites recomendados de confort.  En verano, se recomienda que el rango de temperaturas en el interior de una vivienda sea de 23ºC a 25ºC. El establecimiento de la misma fuera de dichos límites no solo puede provocar una falta de confort, sino que también aumente considerablemente el consumo eléctrico. Así que cuando tengas mucho calor (generalmente al volver a casa) resiste la tentación de poner el aire acondicionado a bajas temperaturas.

Ventilar de manera natural la vivienda en las franjas horarias de menor temperatura exterior

El aprovechamiento de las corrientes de aire,  sobre todo a primeras horas de la mañana y a últimas de la tarde, contribuye a alcanzar la temperatura deseada más rápidamente y reduce el consumo eléctrico al atemperar nuestra vivienda de manera gratuita.

Se trata de mezclar los sistemas naturales para mantener fresca la casa con el aire acondicionado. Si haces un uso correcto de todos ellos, se notará en la factura de la luz y en un uso más eficiente de la energía.

Cómo mantener la casa lo más fresca posible durante la ola de calor

Imágenes LG

Similar en Decoesfera | Que es una casa «Passivhaus» y que necesita tu casa para convertirse en una casa más eficiente

Aire acondicionado con inteligencia artificial para superar las últimas olas de calor del verano

Source

Cómo ahorrar en la factura de la luz

¿Es posible ahorrar en la factura de la luz?

La respuesta a esta pregunta es SI. En todos los hogares, locales o negocios un pago obligado de cada mes es el consumo de electricidad. Un 20% más o menos de nuestro gasto mensual va destinado a ello y siempre nos hacemos la pregunta de cómo poder ahorrar en la factura de la luz.

Para conseguir reducir el recibo de luz no es necesario complicarse mucho, simplemente cambiando hábitos sencillos se puede reducir notablemente el consumo. Si has llegado hasta este artículo… ¡Felicidades! Ya estas más cerca de saber cómo ahorrar en el consumo de luz en tu hogar. No te vamos a dar milagros, solo una serie de consejos muy útiles que podrás poner en práctica desde hoy mismo. Si eres constante veras en un plazo medio de pocos meses los resultados, además de coger la costumbre de ahorrar luz sin esfuerzo. ¡Súmate al uso de energía responsable!

¡Esto te puede interesar! Sabías que la factura de la luz representa un gasto energético de la mayoría de hogares del 20%, un motivo importante para conseguir ahorrar en el consumo de la luz. Cambiando hábitos se puede llegar a un ahorro en el recibo de luz y el gas de hasta 300 euros al año. Desde el inicio de la crisis son muchos hoy día los que ya han tomado medidas para reducir su consumo de luz.

Para que lo tengas presente, el uso de una energía responsable puede tener un gran impacto no solo en nuestro bolsillo, sino, también en el medio ambiente. Sobre la mitad del calentamiento global es debido al uso desmedido de la energía que usamos para iluminar nuestros hogares y los coches para desplazarnos, produciendo gases de efectos invernadero. Por eso para el ahorro de energía es necesario tomar conciencia e ir mejorando cara a un futuro con energías más renovable y saludable.

3 Medidas eficaces para ahorrar en la factura de la luz

Desde hace unos años el precio de la energía se ha elevado considerablemente. Si es verdad que cada vez hay más empresas energéticas que compiten por tener precios más asequibles y esto a la larga será mejor para los consumidores. Aquí te mostramos 3 trucos para ahorrar luz:

  1. Comparar tarifas de compañías de suministro eléctrico. Siempre es bueno valorar y comparar otras empresas eléctricas del mercado y solicitar tarifas. Hoy día hay numerosas ofertas y ventajas para los usuarios, nada mejor para eso que utilizar un comparador y ver qué tarifa eléctrica se adapta más a tu bolsillo, si quieres ver un comparador para ahorrar en la factura de la luz pulsa aquí.Es recomendable cambiar de compañía de luz si no se está conforme. El cambio no debe de interrumpir tu servicio eléctrico en ningún momento, siempre infórmate con la nueva compañía contratada de los pasos a seguir. El plazo de cambio de compañía de electricidad es de entre 15 y 20 días hábiles.
  2. Reducir la potencia contratada – Ahorro de energía ¿Cómo pagar menos luz? Si quieres rebajar el importe, ajusta el gasto de potencia contratada al que realmente necesites, esto te ayudará a ahorrar luz en casa. Muchas veces tenemos más potencia contratada de la necesaria. Revísalo con tu empresa de luz. Al dar de alta la luz es cuando se contrata la potencia, esto indica los electrodomésticos que puedes conectar sin que el interruptor de control salte, una vez superada la potencia se apaga el interruptor y debemos desconectar los que este encendido y volver a establecer la corriente eléctrica.La gestión para reducir la potencia eléctrica es muy útil para ahorrar en la factura de la luz.
  3. Ahorrar en el consumo de luz en tu hogar. Si estas contento con tu compañía eléctrica y no quieres cambiar, está en tu mano poder ahorrar luz mes a mes… ¿Cómo? Intentando que se gasten menos KWh (kilovatios hora). Cómo ahorrar en la factura de la luz es posible cambiando unas simples pautas en el día a día.Descubre a continuación 18 trucos para ahorrar en luz.

Cómo ahorrar en el consumo de luz - La Casa de la Lámpara

18 Trucos para ahorrar en el consumo de luz en tu hogar

¿Cómo pagar menos luz? Para ahorrar en el consumo de luz se puede conseguir con una serie de medidas sencillas que podemos establecer en el día a día de nuestro hogar. Trucos para ahorrar luz:

  1. Aprovecha la luz natural al máximo para ahorrar luz y usa solo las luces artificiales que necesites en cada momento. Al salir de cada habitación apaga la luz si no es necesaria. Ahorra adaptando la iluminación de tu hogar con lámparas de bombilla LED o de bajo consumo.
  2. Desconecta todos los aparatos que no estés usando. Las regletas de enchufes, en la actualidad la gran mayoría, llevan un botón de apagado y encendido. Todo lo que esté conectado a ellas si se apaga quedará desconectado. Piensa que el simple chivato rojo de “reposo” o “stand by” de la televisión cuando está apagada consume una pequeña cantidad de energía sin necesidad alguna, si a esto le sumamos el de más aparatos, se hace más notable el aumento del consumo eléctrico que puede representar el 5% mensual, a esto se le denomina el llamado “consumo fantasma”. Además al apagarlos por completo protegemos nuestros aparatos y electrodomésticos de una posible subida de tensión.
  3. Para la lavadora y el lavavajilla evita usar lavados de agua caliente. Intenta usar el lavavajilla cuando estén totalmente cargado de platos, ollas, vasos y cubiertos y lo mismo con la ropa de la lavadora.
  4. Si tienes secadora de ropa puedes solo usarla en los días de lluvia. Aprovecha los días soleados para tender en el exterior, claro… siempre que dispongas de espacio para ello.
  5. La nevera o refrigerador tiene que estar bien colocado, por lo menos a 5 cm de la pared para poder dejar correr el aire. Su situación siempre debe ser alejado de la luz solar, calentadores, etc… De toda emisión de calor que pueda afectarle. No metas platos calientes, espera que este a temperatura ambiente para meterlo. Comprueba que la puerta siempre está bien cerrada.
  6. El congelador debe estar sin escarcha. Para ello es necesario descongelarlo las veces que sea necesario, piensa que la escarcha hace de aislante del frío y aumento el rendimiento del congelador gastando más.
  7. En los termos de gas no tener el agua caliente a más de 40º. Evitando que consuman más cuando se mezcle con el agua fría.
  8. Cuando cocinamos podemos aprovechar el calor residual de una olla o sartén para terminar de cocinar.
  9. En la época de verano cuando usamos el aire acondicionado y queremos ahorrar luz en casa podemos tomar dos medidas, una es ajustar la temperatura a partir de los 24º y no intentar bajar la temperatura bruscamente para enfriar antes. Otra medida es que si sabemos que vamos a salir de casa y tenemos conectado el aire acondicionado, apagarlo una hora antes de salir. No malgastes energía enfriando la casa si no hay nadie. Si tienes un ventilador de techo en casa lo puedes combinar con el aire acondicionado. Los ventiladores ayudan a repartir el frío mejor y su consumo es muy reducido. Puedes poner un rato el aire acondicionado y cuando la casa está fresca apagarlo y que el ventilador lo mueva.
  10. En el invierno es muy similar al verano. No debemos intentar calentar la casa de forma rápida con un aumento de temperatura superior a lo normal. Ajustar la temperatura a 20º es suficiente. No malgastes energía calentando la casa si no hay nadie. Un método para proporcionar calor a tu hogar es el uso de alfombras y cortinas. También podemos usar nuestro ventilador de techo, siempre que tenga la función inversa para poder distribuir el calor por la casa, al igual que se hace en verano.
  11. Si en invierno usas una estufa eléctrica es mejor cambiarla por una de gas por su ahorro energético.
  12. Una mala costumbre que solemos tener es conectar el móvil y dejarlo cargando más horas de lo necesario. Mira a quitarlo nada más este cargado y consigue un ahorro de energía eléctrica.
  13. Una opción muy práctica para los que somos despistad@s es poner sensores de movimiento que activen la luz es zonas determinadas del hogar, como el pasillo, escaleras o baño. Esto puede hacer de forma sencilla y automática que se encienda la luz por un tiempo prudente y si se apaga volver activarla sin problemas. Esto se usa mucho en comercios, restaurante, etc. Por lo que puede ser interesante en el nuevo hogar del mañana.
  14. Si estás pensando en cambiar algún aparato o electrodoméstico, busca que sea lo más eficiente energéticamente. Las clases energéticas A – B – C son considerarás de bajo consumo de energía, opta por ellas. Las D – E de consumo medio energético y las F – G de alto consumo energético.
  15. En las zonas de tu trabajo evita dejar encendida las luces de zonas comunes si no se están usando.
  16. Una forma considerable de ahorrar en el consumo de luz es la colocación de placas solares. Un recurso natural que nos ayuda a una mejor eficiencia energética. Los termos de agua es uno de los aparatos que más pueden subir la factura por su constante funcionamiento, la instalación de paneles solares para calentar el agua es una opción muy recomendable. Es algo costosa su instalación de inicio pero muy rentable al tiempo.
  17. Para el calentador de agua baja su temperatura. Muchas veces suele estar alta y debes tener en cuenta que no es lo mismo el verano que el invierno. Si en verano puede evitar usar agua caliente para ducharte, desconéctalo.
  18. Para ducharnos es aconsejable no tardar mucho. Un tiempo inferior a 7 minutos es lo recomendable. Los baños de agua o duchas prolongadas pueden aumentar considerablemente el gasto del consumo eléctrico a lo largo del año.

Estos son algunos consejos útiles para ahorrar en el consumo de luz. Siempre podemos aportar más opciones pero requieren invertir. Si vamos a comprar una casa o la queremos poner a nuestro gusto, podemos remodelarla y adaptarla en base a la certificación energética de los hogares. Un buen cerramiento de las ventanas (Climalit), un correcto aislante en las paredes, elegir un tipo de suelo adecuado, colocar placas solares o incorporar un sistema de domótica adaptado a nuestras necesidades, pueden contribuir a una mejora del rendimiento energético del hogar y ayudarnos a ahorrar en el consumo de luz.

A tener en cuenta para ahorrar en el consumo de luz

Si tienes hijos es bueno que desde pequeños se les eduque en el compromiso familiar para ahorrar en el consumo de luz. Un valor que les acompañará en su vida de adulto y podrán enseñar a sus hijos. Es una cadena de concienciación por el bien de todos y del medio ambiente para un uso responsable de los recursos energéticos.

En el caso de una empresa o negocio puedes hacer un estudio o auditoría de eficiencia energética con una empresa especializada. Estudian tu caso al detalle aportando soluciones a medida en el ahorro de energía.

Te puedes creer que si realizas tus compras on-line estas ahorrando energía, tiempo y dinero. Con un solo click puedes comprar lo que necesites, evitando tener que desplazarte y usar el coche que gasta corriente y gasolina. Además puedes ver cientos de producto en diferentes páginas sin necesidad de ir de un lado a otro, esto hoy día es genial ya que nos falta tiempo. Las empresas ahorran en logística e intermediarios y pueden ser más competitivas en precios, frente a una tienda tradicional. Todo esto ayuda al medioambiente.

Iluminación LED para ahorrar en el gasto de luz - La Casa de la Lámpara

Lámparas LED para el ahorro de energía eléctrica

¿Cómo ahorrar luz en casa? Lo que más usamos en los hogares diariamente son las luces artificiales y que mejor que empezar a ahorrar en ellas.

Actualmente el mercado de las lámparas ha evolucionado mucho en temas de ahorro gracias a la tecnología LED. Si quieres un ahorro de luz debes tener tu hogar a punto, pásate a las lámparas LED. Las ventajas que ofrecen son muy notables frente a las bombillas tradicionales, como:

  • Larga vida útil, hasta 50.000 horas de duración frente a las 2.000 horas de una bombilla tradicional.
  • Ahorro de consumo energético, hasta un 80%. Aprovechan casi toda su energía en producir luz, un 90% frente a un 10% de perdida de calor.
  • Su encendido es instantáneo sin necesidad de calentamiento previo.
  • No producen parpadeos y reproduce mejor los colores que las bombillas incandescentes o halógenas.
  • Tienen una alta resistencia a los golpes.
  • Gracias a su larga duración su mantenimiento es mínimo.
  • Ecológicas, se pueden reciclar y no emiten CO2.

Creo que queda evidente las prestaciones de la iluminación LED, si es verdad, que el uso de bombillas LED o bajo consumo es algo más elevado de precio (€) que las bombillas tradicionales de inicio, pero muy rentable a corto plazo por sus ventajas y beneficios.

Lámparas LED para ahorrar en el gasto de luz - La Casa de la Lámpara

Comprar lámpara LED

Desde La Casa de la Lámpara podemos ayudarte a ahorrar en el consumo de tu factura de electricidad. Todas nuestras lámparas están preparadas para el uso de bombillas LED o de bajo consumo. Visita nuestra sección de iluminación LED, productos 100% originales de alta calidad de prestigiosas marcas españolas.

Disponemos de modelos de lámparas de diseño LED para la iluminación interior e iluminación exterior. También disponemos de ventiladores de techo con tecnología LED y motores de bajo consumo DC.

Más de 20 años avalan nuestro compromiso con el cliente. Empresa líder en el sector de la iluminación de la Costa del Sol con ventas a nivel nacional. Aprovecha todas las ventajas de compras lámpara on-line de La Casa de la Lámpara.

Ventajas por comprar en La Casa de la Lámpara

Tu opinión nos interesa

Comparte tus sugerencias e ideas para poder ahorrar en la factura de la luz, tus comentarios serán bien recibidos. ¡Muchas gracias por tu colaboración!

Source

¿Cómo ahorrar en las facturas de luz, gas y agua?

La vuelta de vacaciones suele dar lugar a uno de los momentos críticos de la economía familiar: la temida cuesta de septiembre que tanto asusta a nuestro bolsillo.

El ahorro de energía no solo implica un ahorro importante en los gastos del hogar, sino que también supone un compromiso con el medio ambiente y el aprovechamiento de los recursos naturales.

Según los datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), organismo dependiente del nuevo Ministerio para la Transición Ecológica, el 20% de la energía que se gasta en España se consume en el ámbito residencial.

El uso de energías no renovables, como carbón, petróleo, gas natural y uranio, representa en España más del 90% del consumo energético.

Es importante concienciarse y realizar un consumo responsable de la energía que garantice que los recursos no se agotarán en un futuro próximo.

No te pierdas este interesante post donde doy una serie de consejos para ahorrar en las facturas de la electricidad, gas y agua.

 

¿Cómo ahorrar en la factura de la electricidad?

El recibo de la electricidad es el suministro que más dinero se lleva cada año de nuestro presupuesto doméstico.

Es aconsejable conocer nuestro consumo para contratar la potencia que se ajuste al número de miembros de la familia, nuestros hábitos y necesidades.

Es frecuente tener contratada una potencia más alta que el consumo de electricidad que tenemos, lo que es un gasto inútil.

También es recomendable comparar las ofertas y promociones de las empresas que nos suministran electricidad para elegir la que más conviene.

Otra forma de ahorrar es tener una tarifa de horario nocturno, es ideal para realizar las tareas domésticas (lavadora, lavavajillas, etc.) en las franjas horarias más económicas.

La discriminación horaria puede suponer un ahorro del 15% en la factura de la luz, incluso aunque no se cambien los hábitos de consumo.

 

Consejos sobre iluminación

La iluminación representa casi un 20% del consumo energético de nuestro hogar, siguiendo algunos consejos sencillos se pueden recortar gastos.

 

  • Algo básico que a veces hacemos: dejarnos las luces encendidas, hay que revisar que las luces están apagadas cuando salimos de casa y antes de irnos a dormir.
  • Instalar reguladores que controlen la intensidad de la luz en lugar de interruptores.
  • Utilizar la luz puntual ya que la indirecta consume más.
  • Usar pinturas en las paredes y en el techo de un color claro para ganar luminosidad y consumir menos luz.
  • Aprovechar la luz natural al máximo posible, en este aspecto la orientación de nuestra casa es fundamental.
  • Sustituir las lámparas halógenas que utilizan 10 veces más electricidad que las de bajo consumo o led.
  • Desenchufar los aparatos cuando nos los estamos usando, por ejemplo, el ordenador o la televisión cuando no la estamos viendo.
  • Apagar todo lo que se queda en stand-by (TV, ordenadores, equipos de música) supone un ahorro nada desdeñable.
  • Instalar un sistema domótico de iluminación que adapta el nivel de iluminación en función de la variación de la luz solar, la zona de la casa o la presencia de las personas.

 

Consejos sobre electrodomésticos

El consumo de los electrodomésticos que tenemos en el hogar son otra importante fuente de gastos que podemos optimizar de forma eficiente.

Si tenemos que renovar algún electrodoméstico de gama blanca es mejor comprar los más eficientes desde el punto de vista energético, es decir los de clase A++ o A+++, ya que contribuyen al ahorro.

 

  • Es conveniente limitar el número de lavados y llenar en la medida de lo posible la lavadora.
  • Es mejor utilizar la lavadora en frío cuando se pueda, casi un 90% de la energía que consume es para calentar el agua.
  • Cada vez que abrimos el frigorífico, se desperdicia un 7% de energía, es mejor no abrir y cerrar la nevera de forma innecesaria.
  • Es conveniente dejar enfriar los alimentos cocinados antes de introducirlos en la nevera para evitar que suba la temperatura interior.
  • Descongelar los alimentos dentro de la nevera es una buena idea, así se aprovecha el frío que se desprende y se reduce el consumo.
  • Es recomendable poner la temperatura de la zona del refrigerador a 6ºC y la del congelador a –18ºC, por cada grado que se baje se incrementa un 5% el consumo de energía.
  • Elegir los programas ECO del lavavajillas que funcionan a temperaturas bajas y solo usarlo cuando esté lleno.
  • Aprovechar el calor residual del horno y de la vitrocerámica para terminar de cocinar los alimentos.

 

¿Cómo ahorrar en la factura del gas?

El consumo más importante de gas en el hogar es el relativo a la calefacción, por lo que es conveniente hacer un uso racional de la misma.

Respecto a las compañías que suministran el gas, es importante seleccionar la mejor oferta del mercado dependiendo de nuestras necesidades reales.

Si contratamos el suministro de gas con la misma compañía que nos proporciona la electricidad podemos conseguir descuentos interesantes.

Siguiendo una serie de consejos y acciones conseguiremos ahorrar en la factura del gas.

 

  • La temperatura ideal y óptima en el hogar se estima que es de 20 ºC, por cada grado de más, el consumo se incrementa entre un 5 y un 7%.
  • Es conveniente usar termostatos programables para controlar la temperatura y hora a la que se enciende la calefacción.
  • Las calderas de condensación son más eficientes que las de combustión y ofrecen un rendimiento superior.
  • En invierno se recomienda programar el encendido de la calefacción una hora antes de llegar a casa.
  • Si la calefacción es colectiva y es excesiva, conviene cerrar los radiadores, pero nunca abrir las ventanas.
  • Ubicar los radiadores bajo las ventanas es la mejor opción porque el aire se filtra y ayuda a distribuir el calor.
  • Hay que evitar tapar los radiadores o poner ropa húmeda ya que entonces forzamos a que funcionen más para calentar lo mismo.
  • Es recomendable purgar los radiadores una vez al año para sacar el aire que hay en su interior.
  • Instalar válvulas en los radiadores para regular la temperatura individual de cada estancia.
  • En las habitaciones que apenas se usen es mejor no gastar calefacción y cerrar la llave de los radiadores.
  • Fijar la temperatura del agua caliente a 45 grados, subir la temperatura supone más gasto y no es necesario utilizar temperaturas tan altas para, por ejemplo, ducharse.
  • Es mejor ducharse que bañarse, se ahorra gas y se desperdicia menos agua.
  • Colocar por defecto el mando del grifo en modo frío, así solo se utilizará el agua caliente cuando sea necesario.
  • Tener unas ventanas y puertas con cerramientos eficientes evita que se pierda calor a través de ellas.
  • No deben abrirse las ventanas cuando está puesta la calefacción, para renovar el aire de la casa es mejor hacerlo en el horario más soleado durante 10 minutos.
  • En invierno es útil subir las persianas y abrir las cortinas para aprovechar el calor del sol y subir la temperatura de la casa un par de grados.
  • Es importante adecuar la ropa que llevamos en casa con la temperatura para reducir los grados de la calefacción simplemente poniéndonos una prenda.

 

ahorrar factura luz, gas y agua

 

¿Cómo ahorrar en la factura del agua?

Después de la electricidad y el gas, el agua es el consumo más destacado en un hogar.

El suministro del agua no está regulado por un mercado de libre competencia como la electricidad o el gas, por lo que no es una cuestión de comparar tarifas.

Aunque el agua es el recurso más abundante del planeta, solo el 3% es agua dulce y de este pequeño porcentaje, solo el 1% es apta para el consumo humano.

Ahorrar agua tiene consecuencias positivas a nivel medioambiental, así que además de favorecer la economía doméstica estaremos contribuyendo a nivel ecológico.

Si queremos ahorrar en la factura del agua es aconsejable seguir estos consejos para reducir su consumo.

 

  • Es mejor ducharse que bañarse, llenando la bañera se gasta cuatro veces más de agua.
  • Cerrar el grifo durante tareas como lavarse los dientes, afeitarse o enjabonarse ahorra bastante agua, un grifo estándar consume 10 litros por minuto.
  • Abrir el grifo lo necesario, por ejemplo, para lavarse las manos no se necesita todo el caudal.
  • Colocar filtros aireadores en grifos y duchas para rebajar el caudal de suministro reduce hasta un 50% el consumo de agua.
  • Instalar grifería termostática para seleccionar el caudal y la temperatura deseada del agua.
  • Instalar una cisterna de doble pulsador es una buena idea para ahorrar agua en cada descarga.
  • No se debe utilizar el inodoro como si fuera un cubo de basura.
  • Se debe arreglar cuanto antes cualquier fuga de agua que se detecte, una gota de agua por segundo se convierte en 30 litros al día.
  • Recoger el agua cuando se espera hasta que se caliente para otros usos.
  • Poner la lavadora y el lavavajillas a plena carga con el programa adecuado ahorra bastante agua.
  • Instalar un sistema de riego inteligente con sensor de humedad o de lluvia para regar el jardín cuando sea necesario.
  • Es preferible regar las plantas por la noche o al amanecer.

 

Si te ha gustado este post te animo a que lo compartas en tus redes sociales.

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailJosé Carlos Padrino

José Carlos Padrino

Soy asesor inmobiliario de REMAX en Madrid. Ayudo a personas como tú a vender, alquilar o comprar sus propiedades con todas las garantías y tranquilidad. Me encargo de todo para que no te preocupes de nada. ¿Hablamos? Puedes ver aquí toda la información.

Source